El Dr. Murray Bowen (1913-1990) fue un pensador avanzado que desarrolló la teoría familiar sistémica de Bowen (o teoría de Bowen). Esta teoría ofrece una nueva manera de entender el comportamiento de la familia humana como parte integral del mundo natural, y como producto de la evolución a través de millones de años. Las observaciones del Dr. Bowen sobre los patrones de adaptación humana hacen posible comprender la integración de los sistemas que operan a distintos niveles, léase, a nivel celular, al de las relaciones interpersonales y al de los procesos emocionales de la sociedad.

Partiendo de la investigación y las observaciones en torno a las interacciones familiares que realizó en la Fundación Meninger (1946-1954), el Dr. Bowen desarrolló una nueva teoría sobre el funcionamiento humano en la que la familia fue por vez primera conceptualizada como una unidad emocional. Más adelante, como profesor en el Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Georgetown (1959 – 1990), se dedicó a enseñar Psiquiatría Clínica a estudiantes y residentes de medicina, y comenzó un proyecto de investigación con numerosas familias en el Colegio de Medicina de Virginia. En ese contexto realizó una serie de entrevistas a familias, que fueron grabadas en video. A través de ellas se podía mostrar la aplicación de la teoría a un marco clínico. Un grupo de profesionales veía las sesiones y luego las discutía en presencia de las familias que habían participado. Un programa similar (utilizando grabaciones en audio) se llevó a cabo en la Universidad de Georgetown.

En 1965 tuvo lugar el Primer Simposium de Psiquiatría Familiar, en el que partició un grupo de residentes de último año. Este Simposium tuvo desde el comienzo una característica que ha perdurado con los años: la participación de un ponente distinguido. Duranto los primeros años el invitado fue uno de los pioneros en el campo de la terapia familiar. Sin embargo, guiado por la convicción de que la comprensión de la familia debía basarse en el lugar que el ser humano ocupa dentro de la naturaleza, el Dr. Bowen comenzó a invitar a científicos de diferentes disciplinas a presentar sus trabajos. A lo largo de los cincuenta años del Simposio, han participado científicos como Paul MacLean, Jack Calhoun, Stephen Jay Gould, E.O. Wilson y Stephen Suomi. Estas intervenciones han permitido un intercambio de ideas que ha impulsado el desarrollo de la teoría.

En 1969, como respuesta al creciente número de profesionales de salud mental interesados en formarse sobre estas ideas, se inició un programa de postgrado con profesorado formados directamente por el mismo Dr. Bowen. En 1975 el Dr. Bowen recibió financiación para desarrollar un proyecto de investigación en el área de psiquiatría, fundando el Georgetown Family Center (Centro de Familias de Georgetown) que se ubicó fuera del Campus de la Universidad (en 4380 MacArthur Blvd.). En este nuevo espacio se fundó la Clínica Familiar y se extendió la oferta de formación a profesionales de la salud mental no residentes en Washington. Este programa de entrenamiento consistía en 3 días de trabajo intensivo, 4 veces al año.

El Dr. Bowen fue uno de los muchos pioneros interesados en ofrecer el marco familiar como alternativa al pensamiento centrado en el individuo predominante en la disciplina de la psiquiatría. En 1978, el Georgetown Family Center patrocinó un Simposio especial titulado “La Familia Humana”, en el que participaron treinta pioneros en el área de la terapia familiar, que se desplazaron a Washington para dialogar sobre el desarrollo de esta rama de la psicoterapia. Este encuentro supuso también un reconocimiento al trabajo que el Dr. Bowen había realizado a lo largo de su vida.

El Dr. Bowen plasmó ampliamente sus ideas en algunos textos. Family Therapy in Clinical Practice (La Terapia Familiar en la Práctica Clínica) es una compilación de sus escritos, que fue publicada en 1978. Esta obra permitió dar una mayor difusión a sus ideas y ofrece la posibilidad de comprenderlas en mayor profundidad. Posteriormente, en 1988, fue publicada la obra Family Evaluation (Evaluación Familiar) dirigida por el Dr. Michael Kerr, y que cuenta con un epílogo del Dr. Bowen. Más adelante algunos segmentos de este libro aparecieron publicados en la revista The Atlantic Monthly. En 1994 se publicó el primer número de la revista Family Systems (Sistemas Familiares), que continúa todavía editándose hoy en día.

El Dr. Bowen aumentó el número de profesores y las oportunidades de formación. El interés en la teoría comenzó a incluir a personas pertenecientes a otras áreas y disciplinas como ministros de diferentes religiones y denominaciones, asesores financieros y asesores organizacionales, entre otras. Los egresados de los programas de entrenamiento comenzaron a desarrollar programas educativos y conferencias en su propias ciudades, creando así una red de centros independientes dedicados al estudio de la teoría de Bowen.

Como parte del Georgetown Family Center se fundó una clínica de atención a familias en la que terapeutas familiares, residentes del programa de postgrado, y especialistas en biofeedback, ofrecían servicios clínicos con tarifas ajustadas a las posibilidades económicas de cada familia. También se iniciaron los Seminarios de Investigación para aquellos que habían participado durante varios años en el programa de postgrado. Además, comenzó a tener lugar la Conferencia Anual de Primavera con la participación de científicos de distintas disciplinas y pensadores de la teoría de Bowen. La conferencia se estableció con el fin de abordar temas específicos como, por ejemplo, los triángulos, el corte emocional, la relación entre el cerebro y la familia, y la relación entre el estrés y las relaciones interpersonales. Así mismo, en 1963 comenzaron a tener lugar periódicamente en el centro reuniones dedicadas al desarrollo de la misma, llamadas Theory Meetings, que todavía se mantienen en la actualidad. En ellas los participantes tienen la oportunidad de presentar trabajos e investigaciones. Las Clinical Conferences que en un inicio tuvieron lugar en el Medical College of Virginia, se trasladaron a Washington D. C. en 1978 y se convirtieron en conferencias mensuales impartidas por el propio Dr. Bowen. Después del fallecimiento del Dr. Bowen, los miembros del profesorado han dado continuidad a estas conferencias.

En 1990 el Georgetown Family Center se independizó de la Universidad de Georgetown y se incorporó como una organización sin ánimo de lucro en el Distrito de Columbia, obteniendo el certificado 501(c)(3) para la exención de impuestos. El Dr. Bowen murió en 1990 y el Dr. Kerr pasó a ser nombrado nuevo director del Centro. El Dr. Papero y Ruth Sagar fueron nombrados a su vez miembros del Consejo Directivo. Durante este tiempo se realizó una campaña financiera que permitió la compra de una oficina en 4400 MacArthur Blvd., adquiriendo, por primera vez, un lugar permanente.

El Dr. Kerr amplió el número de profesores vinculados al centro y muchos asumieron diversas responsabilidades e iniciativas como la de dirigir las conferencias clínicas, realizar tareas de supervisión, llevar a cabo el entrenamiento y la organización de las conferencias anuales, o la de ofrecer ponencias en diversos lugares de la red de centros dedicados al estudio de la teoría de Bowen. También se inició un programa televisivo titulado Family Matters (Asuntos de Familia) en colaboración con la Universidad del Distrito de Columbia. Así mismo, se formó un Consejo de Asesores para dar apoyo al Centro en el lanzamiento de su sitio web. Este mismo consejo sugirió el cambio de nombre a The Bowen Center for the Study of the Family (El Centro Bowen para el Estudio de la Familia) con el fin de reconocer al Dr. Bowen como su fundador.

Cuando el Dr. Kerr dejó la dirección del Centro, el Consejo Directivo nombró, en enero del 2011, a la Dra. Anne McKnight como nueva directora. El Dr. Kerr fue nombrado Director Emérito en reconocimiento al liderazgo del Centro Bowen.